La consejera de Agua, Agricultura, Agua y Medio Ambiente visitó las instalaciones de la cooperativa del Campo de Águilas, Coáguilas, dedicada fundamentalmente a la comercialización de tomates, lechugas y melocotones, y que genera más de 150 empleos directos.

La consejera, Adela Martínez-Cachá, destacó la importancia de la colaboración público-privada en la obtención de variedades mejoradas de productos agroalimentarios “para que tengan una mayor aceptación en los mercados”.

Adela Martínez-Cachá visitó la finca experimental La Pilica de Águilas, donde la Consejería, a través del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida), experimenta con 47 variedades tradicionales de tomate, procedentes de su banco de germoplasma.

Martínez-Cachá explicó que “se trata de evaluar la calidad de cada una de estas variedades tradicionales para recuperar aquellas que posean un valor nutricional destacado y rendimientos satisfactorios”. Resaltó “el valor que tienen los resultados de estos ensayos para los profesionales del sector, que podrán incorporarlos a sus producciones mejorando el rendimiento económico de sus cultivos”. Asimismo, apuntó que las variedades tradicionales autóctonas recuperadas “ofrecerán la posibilidad a los profesionales del sector local de comercializar un producto único y sin competencia en el mercado”.

La finca experimental La Pilica cuenta con una superficie de 52.000 metros cuadrados y está provista de cultivos de invernadero al aire libre y de un embalse regulador de 8.000 metros cúbicos de capacidad. El centro está gestionado por los técnicos de la empresa Coáguilas y cuenta con la participación activa de los investigadores del Imida y del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS), así como de Fecamur y varias empresas del sector privado.

 

Visita Consejera de Agricultura a Coaguilas
Tags: 
Visita Consejera, Coaguilas